926 25 64 59

Blog

La saliva desempeña un papel importante en el mantenimiento y protección de los tejidos orales, lubrifica y limpia la cavidad oral, posee propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas, tampona el pH, ayuda a la masticación, deglución y a la digestión, promueve el gusto y contribuye al mantenimiento y remineralización de los dientes.

La boca seca, o también conocida como xerostomía, es la sensación subjetiva de sequedad oral y se produce por una reducción en la secreción salival (hiposialia). Cuando esta situación se presenta, el paciente refiere sensaciones como: saliva espesa, dificultad para escupir, molestias para masticar o deglutir y notan los labios secos o agrietados. Además de esta sensación incómoda para los pacientes, la insuficiencia salival puede provocar otros problemas en la boca, como una mayor predisposición a la caries, gingivitis/periodontitis, halitosis e infecciones oportunistas como candidiasis.

Este es el título del artículo que el  Prof. Michele Mignogna, ha publicado en la revista del Consejo de Dentistas del pasado mes de junio (RCOE,vol.18,nº2, junio 2013), y creo que el mismo resume muy bien algo que tanto la comunidad odontológica como la población general deberíamos tener grabado a fuego, como es la importancia de realizar una periódica y exhaustiva exploración oral a nuestros pacientes.